Recetas saladas Recetas Veganas

Croquetas veganas de zanahoria

1 enero, 2017

¡Feliz Año 2017! Para celebrar el inicio de este año os traigo unas croquetas veganas de zanahoria.

Tenía unas cinco recetas preparadas con las que me apetecía empezar el año, pero al final me he decidido por las croquetas ya que es una de las recetas saladas o de picoteo que más me gustan.

Estas deliciosas croquetas gustarán a todo el mundo aún siendo veganas, ya que muchas veces la gente cree que sólo por el hecho de no llevar ingredientes animales ya la receta va ser menos sabrosa, pero con estas croquetas veganas se darán cuenta de que se puede comer igual de rico y sabroso y sobre todo sin crueldad animal.

En este caso he decidido freírlas ya que quería conservar ese sabor más tradicional a croquetas pero por supuesto podemos hacerlas al horno (muchas veces las hago así) ya que serán más sanas. Eso ya queda a vuestro gusto y vuestras necesidades.

Con las cantidades que os dejo a continuación os va a salir una buena ración de croquetas veganas de zanahoria, pero os aseguro que con lo ricas que están no os van a parecer suficientes.

Croquetas de zanahoria y verduras veganas

Ingredientes para las croquetas veganas de zanahoria :

1/2 cebolla

2 zanahorias grandes o 4 pequeñas

1 diente de ajo

Especias al gusto :

Pimentón picante

Romero

Sal

Bechamel :

3 cdas de aceite de oliva

3 cdas colmadas de harina

Leche vegetal medio litro (podéis echar algo más o menos según si os gustan más densas o más líquidas)
Si tenéis freidora es más fácil hacerlas más líquidas pero en sartén se podrían abrir, así que yo hago la masa más densa.

Sal

Nuez moscada

Pan rallado o harina para rebozarlas

Croquetas de zanahoria y verduras veganas

Preparación :

Pelamos y rallamos las zanahorias. Reservamos.

Cortamos en trocitos pequeños la cebolla y las ponemos con un poquito de hace en la sartén para que se poche. Unos 5 minutos.

Añadimos las zanahorias y les echamos las especias al gusto. Dejamos otros 5 minutos.

En una sartén a parte hacemos la bechamel. Echamos el aceite de oliva y luego la harina. Dejamos que se tueste removiendo unos 4 minutos y ahora vamos echando la leche poco a poco y sin parar de remover para que no salgan grumos. Nuez moscada y sal al gusto.

Una vez que empiece a espesar apagamos el fuego y le echamos las zanahorias junto a la cebolla.

Esta mezcla la pasamos a un pyrex si tenemos y dejamos que la masa enfríe a temperatura ambiente.

Lo mejor es dejarlo que repose un día entero una vez frío en la nevera y hacerlas al día siguiente.

También podemos hacerlo a las 4 horas mínimo, para que los sabores se mezclen.

Ahora con la masa hacemos unas bolitas con ayuda de unas cucharas o las manos, las dejamos en forma de bola o alargada como en mi caso.

Las rebozamos en harina o pan rallado y las freímos en abundante aceite un par de minutos hasta que queden doradas y crujientes por fuera.

Ya tenemos listas unas croquetas veganas de zanahoria deliciosas y sobre todo sin crueldad animal.

You Might Also Like